Tantra Yoga

El tantra yoga es una forma holística del estudio de lo universal, desde el punto de vista del individuo. Es el estudio del macrocosmos a través del estudio del microcosmos.

El tantra yoga hace uso de todas las ciencias, astronomía, astrología, numerología, física, química, alquimia, medicina ayur védica, psicología, matemáticas, geometría y otras muchas disciplinas y ciencias, a través de las cuales se puede obtener el conocimiento de los ideales filosóficos más altos en la vida cotidiana.

En lugar de separar y clasificar las distintas áreas del conocimiento humano, el tantra yoga las junta a todas. Digamos que estudia al arbol de la vida en su totalidad en lugar de únicamente a una de sus ramas. Este arbol es el microcosmos quién une a diversos elementos unidos por la ley unificadora que es inherente a su naturaleza misma. El tantra yoga busca comprender ésta ley.

La meta del tantra yoga es expandir el conocimiento en todos los niveles de consciencia, ya sea en el estado de vigilia, de sueño o de sueño profundo. Para lograr ésto se necesita una especie de desprogramación y reprogramación de la computadora humana. Nuestro nacimiento en un lugar y tiempo específico nos dá nuestro programa inicial, el cual a su vez está influenciado por la herencia social y el medio ambiente. Si estamos contentos con los resultados y si vivimos nuestras vidas sin muchos problemas no veremos la necesidad del cámbio. Pero cuando experimentamos grandes dificultades en la vida o cuando buscamos más allá de nuestro programa inicial limitado, necesitamos algo para cambiar dicho progama y poder comprender lo que se encuentra más allá de nuestro universo conocido.

El tantra yoga nos proporciona una metodología y las herramientas para emprender ésta labor. Nos enseña a identificar los varios factores que influencían nuestros sentimientos y pensamientos para trascender los obtáculos de nuestra evolución espiritual derivados de nuestra ignorancia, intolerancia, apego a nuestra naturaleza animal y a nuestro egoísmo. Refinando nuestros sentimientos y pensamientos a través de las prácticas yógicas tántricas aprendemos a crear paz, armonía y un estado equilibrado que nos permite liberar nuestra consciencia de todas las limitaciones.

El universo entero es el resultado de la unión de dos fuerzas opuestas. Por un lado el principio estático relacionado con el dios Shiva y el principio dinámico relacionado con su consorte la diosa Shakti. La parte visible o externa de toda creación está relacionada con el dios Ganesha y dentro de cualquier creación se encuentran los dos principios el estático y el dinámico que son los que producen todo lo visible en el mundo fenoménico. El tantra yoga cree que el mundo visible es posible sólo por la intervención de la fuerza dinámica de Shakti, la madre universal, quién es la creadora, conservadora y destructora de todo en el mundo fenoménico. Por ello en tantra yoga se le rinde tributo a ella como un aspecto más de la divinidad.

El tantra yoga reconoce que todos nuestros deseos son naturales y que mientras estemos encarnados siempre tendremos deseos. La presencia continua de nuestros deseos causa apegos los cuales a su vez impiden nuestra realización espiritual. Al convertirnos en esclavos de nuestros deseos, instintos y personalidad inferior, perdemos nuestra paz interior y caemos presa de la agitación mental, soledad, ansiedad, insatisfacción continua, miseria y egoísmo. El tantra yoga nos ofrece herramientas prácticas para reprogramar nuestras mentes y nuestros deseos. A través de una limpieza física y ritual, ejercicios de respiración, contemplación, visualización de yantras y deidades, repetición de mantras y otras técnicas el tantra yoga nos ayuda a redescubrir nuestra naturaleza divina.
Bhakti Yoga
Karma Yoga
Tantrismo
Inicio
Todos los Derechos Reservados - Aviso Legal